El Sacador de Fuego del siglo XXI

 

EL SACADOR DE FUEGO DEL SIGLO XXI

 

 

En este artículo pretendo ilusionar, motivar, pronosticar y explicar bajo mi punto de vista y con mi experiencia vivida en más de cincuenta años en este sector, intentaré explicarme lo mejor posible, para ello primero voy a definir Sacador de Fuego.

El Sacador de Fuego, dentro de la elaboración de la joya, es el oficio principal a través del cual, se elabora, desarrolla y se finaliza una joya, independientemente de que luego entren otros oficios como el engastador que coloca las gemas, el pulidor que da acabado a la pieza, el experto en galvanosplastia, el lapidario que prepara las gemas para las joyas, etc…

Vivimos un momento también malo para la venta de joyería, sin lugar a dudas,  pero al mismo tiempo, vivimos años creativos como a principios del siglo pasado. Por eso todo artesano creativo tiene por delante los mejores años para poder diferenciarse de los trabajos en serie, cada día más desarrollados.

En el oficio de joyería, los sacadores de fuego (nombre poco conocido por el público, que tan solo conoce el nombre genérico de joyero)  con las herramientas actuales,  imaginación y conocimiento de los oficios paralelos, podrán conocer los mejores momentos de la joyería y hacerse un hueco desarrollándose con gran satisfacción.

En la actualidad, el Sacador de Fuego tiene que tomar conocimiento de las gemas que demanda el público, las que talla el lapidario, los colores preferidos de oro,  sus combinaciones actuales, teniendo conocimiento de la moda y los colores que más se llevan, las marcas con tendencia, etc. Además tiene que saber que él es un eslabón más y no separado, de los gustos de los principales clientes que son las mujeres. Tiene que estar  al día en el mundo de la peluquería, la cosmética, los colores de maquillaje, complementos, zapatería y mucho más. Todo esto sin olvidar tampoco al hombre que tiene sus gustos, y desarrolla su vida en un contexto actual.

Cuando el Sacador de Fuego comprenda el momento que vive, sepa adaptarse a todos esos pequeños componentes de moda y se una con un buen comercial que comprenda todo esto que explico, el éxito estará asegurado.

Hace 35 años, el sacador de fuego, quería competir con las máquinas en la perfección y terminación de las joyas pero era una tremenda equivocación, por tanto, destacaban sólo los que aportaban imaginación. La fundición a la cera perdida, trajo consigo los años más feos de la joyería, el sacador de fuego no comprendió que la cera perdida, sólo era una herramienta más en su trabajo; se vendió mucha joyería pero pocas piezas con clase y verdadero estilo.

Insisto en que los próximos años, serán importantes para todos los artesanos que ven el futuro con imaginación y para aquellos que sepan usar las herramientas que este siglo nos proporciona. Será de menos joyas pero mejor dirigidas a un público diferente y cambiante, también pronóstico que bajarán los comercios de joyería en un 40%.

La unión del sacador de fuego, esmaltadores, lapidarios, grabadores, especialistas en la fundición, artistas preparados en bellas artes y jóvenes que están preparados en informática para la realización de nuevos diseños, podrán dar fama a la nueva joyería. No será pues  solo este oficio sino también otros oficios que podrán superar los primeros veinte años del presente siglo.

Tengo ilusión en que mi hijo , que vive estos momentos tan interesantes y de profundos cambios, con la formación que tiene, pueda desarrollar todos las ideas que le aporto, así como optimizar mis consejos.

 

Si te ha parecido interesante hazme un “Me gusta” y compártelo.

 

Diego González Blasco

Titulado en Sacador de Fuego por la Escuela Sindical de Madrid 1963

 

 

 

BlascoJoyero

Información biográfica de Blasco Joyero.

Deja un comentario