“Historia del platino: el gran desconocido”

anillo de pedida, anillo para novia, anillo de compromiso, sortija de pedida, sortija de compromiso, sortija de novia, anillo novias Murcia, sortija de compromiso en Murcia, joyas en Murcia, joyería en Murcia, joyeria en Murcia, joyas para novias, bodas en Murcia

¿ Te inquieta lo desconocido ?  ¿ Te gusta la historia de la joyería ?    ¿Te atraen los metales ?

Con este artículo se pretende acercar la historia de un metal que ha sido siempre el gran desconocido para la gran mayoría de la sociedad actual.

Siento alegría cuando hay encargos de alianzas de compromiso en platino, metal difícil de trabajar y que pocos sacadores de fuego (joyeros) actuales están preparados para su uso en la realización de joyas. Tampoco en las Escuelas de Formación Profesional están interesados en su enseñanza. Francia puede ser el país donde se trabaja mejor la joyería en platino, metal con gran historia y tradición.

Las antiguas civilizaciones de América del Sur, que existían antes de los Incas, utilizaban platino y oro para crear aros para la nariz y otros objetos de joyería ceremonial. El platino se utilizaba en aleaciones con oro, sin embargo en algunos casos se utilizaba el platino puro. Es curioso que a los conquistadores le quedaran ocultas estas tecnologías y cuando el platino llegó a Europa, en el siglo XVI (1590), nadie supiera utilizarlo ni derretirlo. Los conquistadores le dieron el nombre de “platina”, diminutivo de plata y era muy molesto cuando había que separarlo de la plata.

Los colonizadores solían alear el oro con platino para que fuese más pesado y así engañaban al gobierno español. Por eso en 1735 fue emitida la ley que ordenaba destruir el platino bajo el control de los funcionarios. Se estimaba que en aquel entonces fueron arrojados al mar y a los ríos entre 3 y 7 toneladas de platino.

En 1884 Peter Carl Fabergé, el joyero de los zares de Rusia, se ofreció para crear un huevo de joyería para que Alejandro III lo regalara a su esposa María. Así empezó la tradición anual de Pascua y los huevos de Fabergé se convirtieron en legendarias obras maestras, adornadas con piedras preciosas y platino. Como al principio, cada huevo esconde un secreto celosamente guardado y lleva siempre una sorpresa en su interior, por ejemplo un modelo de tren de oro y platino que funciona perfectamente y que celebraba la conclusión del transiberiano. Después de la revolución rusa de 1917, la colección de Fabergé se perdió y muchos huevos de Pascua se vendieron luego en los países europeos.

A primeros de 1900, Louis Cartier fue el primero en crear con éxito joyería de platino, dando a conocer por primera vez el secreto característico del metal. Cartier utiliza el platino en sus creaciones. La colección Blasco de Otoño-Invierno, “Black and White” 2012, está basada en las joyas que se crearon en el año 1912 de diamantes con ónix, y precisamente en la época de Louis Cartier. Esencia y exclusividad siempre en nuestra mente y retos.

En 1967 Elvis y Priscilla  dijeron “si quiero “, con alianzas de platino. Hoy día se consume en joyas nupciales, para un público muy exigente.

Finalmente una recomendación para los inversores, comprar hoy día platino, porque no es normal su actual precio ya que está a la par e incluso por debajo del precio del oro puro de 24 Kilates. Pienso que experimentará grandes subidas en los años venideros debido al volumen tan reducido mundialmente que existe de este maravilloso metal.

 

 

 

 

 

 

 

  Diego Blasco

Deja un comentario